SURMAULE

ONG

Estado de reconstrucción en Cauquenes y borde costero

Diario El Centro | Rodrigo Salcedo | Fecha de Edición: 26-04-2012

Una de las preocupaciones más relevantes de un columnista, y especialmente de alguien que cuenta con un espacio permanente para entregar sus opiniones a un medio de comunicación, es mantener la ecuanimidad. Desde que escribo esta columna creo que nunca he realizado una crítica destemplada, ni me he ido en picada contra algún actor social, sea este público o privado.
Creo que ésta será la excepción a la regla.
Con motivo de la visita del Profesor Michael Dear, de la Universidad de Berkeley, junto a varios profesores de la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas de la UC del Maule hicimos un recorrido por Constitución, Chanco, Pelluhue, Curanipe y Cauquenes. Lo que allí vimos nos dejó, no sólo tristes, sino malhumorados.
Si en alguna columna expresé críticas al avance de la reconstrucción en la ciudad de Talca, ellas serían menores si las comparamos con lo que puedo reportar desde el borde costero.
A más de dos años del terremoto vimos pueblos semi-destruidos, sin más reconstrucción que la que los propios vecinos han logrado desarrollar. Vimos la inversión realizada por Antofagasta Minerals en caletas pesqueras, casi por completo abandonadas y deterioradas por su falta de concordancia con la realidad de las localidades en las que ellas fueron insertadas: ya sea porque sus espacios son muy grandes, porque se inundan, o porque no consideraron la realidad socio-productiva del territorio. En Cauquenes vimos escombros en muchas calles, mientras a un costado de la plaza está por inaugurarse un moderno edificio privado orientado a la clase media. Qué rabia deben tener los vecinos al ver cómo opera el mercado especulativo, mientras sus necesidades no han sido mínimamente cubiertas.
El mejor resumen de la jornada lo encontramos en un cartel pintado a mano en una farmacia de Cauquenes: La reconstrucción es como Dios: Todos sabemos que existe, pero todavía nadie lo ha visto.
Todo este desastre debe tener una explicación, y ésta no puede ser sólo ideológica. Sinceramente no creo que el haber entregado la reconstrucción a las fuerzas de mercado, tal como lo hizo el gobierno del presidente Piñera, sea suficiente para dar cuenta de esta catastrófica realidad. Lo más probable es que las consecuencias de dicha decisión las podamos apreciar más adelante, cuando analicemos los cambios en la configuración socio espacial de los pueblos y ciudades; pero que tengan poco que ver con el estado de avance del proceso hoy.
A mi juicio, existen al menos dos formas de explicar tanta desolación, sin recurrir a la crítica al “modelo de reconstrucción”.
En primer término, el aislamiento y la marginalidad. Talca es la capital regional, posee prensa escrita, y es esencialmente visible para el resto del país. El secano costero, por el contrario, siempre se ha encontrado marginado, la modernidad llega más tarde, está aislado física y comunicacionalmente; y por ende, lo que allí ocurra es de poca relevancia regional y nacional. En resumen, salvo que la visitemos, tenemos pocas formas de enterarnos de las miserias de la zona.
Y en segundo término, y muy relacionado con lo anterior, no podemos descartar la existencia de funcionarios inoperantes, tanto al nivel del gobierno regional o provincial, como al nivel municipal. La marginalidad también se muestra en la escasa capacidad profesional instalada, en la baja existencia de redes y organizaciones sociales, y en una cultura política autoritaria y dependiente que protege a quienes no han sido capaces de reaccionar como es debido.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: