SURMAULE

ONG

Voto programático para una mejor democracia

Por Marcelo Gutiérrez Lecaros, ONG Surmaule – Diario El Centro, 04/10/2012

Hace un par de semanas se lanzó en Santiago la campaña “No botes tu voto”, que busca instalar con fuerza en el debate público la necesidad de una ley de voto programático. Esta campaña, impulsada por la red de territorios ciudadanos, promueve que los candidatos y candidatas a las elecciones municipales construyan programas participativos y los hagan públicos, para que la ciudadanía vote informada respecto a las iniciativas que impulsarán los candidatos y pueda monitorear los compromisos de campaña de quienes resulten electos.

Lo interesante de esta iniciativa es que nos invita a reflexionar acerca de la potencia política del voto. Seguramente hemos escuchado diversas opiniones acerca de lo que representa el acto de votar: una acción delegativa, un ejercicio de derechos, un acto republicano, una pérdida de tiempo, u otras. No obstante, el voto es la puerta de entrada a la instalación de hegemonía en un país de poderes altamente concentrados.

El voto programático nos llama a poner la atención en los contenidos, las ideas y los valores que promueve una candidatura, y no quedarnos sólo con la parafernalia hipnótica de las campañas grandilocuentes. El voto, desde esta perspectiva, es un paso más en el ciclo de la gobernanza; el cual comienza con la construcción participativa de programas de gobierno y termina con la evaluación ciudadana y co-responsable de la gestión. Se trata de votar por sentidos, propuestas, acciones y la capacidad para liderar un proceso construido desde las bases.

Bien sabemos que estamos al debe respecto a otras democracias latinoamericanas. En Colombia ya existe por ley el voto programático con su correspondiente referéndum revocatorio, que implica que la ciudadanía puede destituir de su cargo a un alcalde que no cumpla con el programa que lo llevó a ganar la elección. El proyecto de ley que se impulsa también incluye la revocación, a modo de sancionar el incumplimiento de promesas electorales y de frenar la demagogia y el excesivo populismo de campaña. Seguramente nos resulta lógico que siempre estemos propensos a ser evaluados en nuestros trabajos y a que se pueda poner fin a nuestro contrato de manera unilateral, sin embargo nos cuesta concebir que esto también debiera pasar con nuestras autoridades electas.

El voto programático es un tremendo desafío para quienes pretenden cargos políticos. Implica un cambio paradigmático en cómo se han desarrollado los procesos electorales hasta ahora y en cómo concebimos la figura de un alcalde, ya no como un “jefe comunal”, sino como la persona que la ciudadanía ha designado para liderar y gestionar los asuntos públicos de la ciudad respetando la soberanía ciudadana. Esta nueva visión nos desafía además a “subir el nivel” de la contienda electoral,  instalando como expectativa un liderazgo comunal con capacidad para enfrentar los temas inmediatos, con una imagen objetivo clara para la ciudad, pero además con opinión y posición acerca de las grandes transformaciones que se discuten a nivel de país, como la des-municipalización de la educación, la descentralización, los cambios al binominal y las posibilidades de una nueva constitución, entre otras.

En la página http://www.votaprograma.cl, podrán ver que varios candidatos y candidatas ya han adherido a la campaña, construyendo programas participativos, haciendo públicas sus propuestas y firmando compromisos con la ciudadanía. Se busca promover este ejercicio como un acto de confianza y de compromiso con la profundización de la democracia, aún sin ley que lo obligue. Pues se entiende que la política, como una dimensión de lo humano, no puede estar exenta de convicciones y afectos. Poner en juego nuestros sueños de ciudad, ser partícipes, monitorear los programas de desarrollo de nuestro territorio, tomarnos los espacios públicos, reivindicar las causas justas y ejercer poder ciudadano nos permite avanzar hacia un sistema político menos hostil y discriminatorio, un desarrollo centrado en las personas y una mejor democracia.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: